Andamos ahora en tierras de Villar del Humo, en una parte de ese futuro parque monumental del Rodenal del Cabriel. DentrPosible escena de doma, casi única en su géneroo del mismo se encuentra el Parque Cultural del Arte Rupestre de Villar del Humo, formado por más de 200 representaciones repartidas entre 11 abrigos. En 1917 el ayudante del Ingeniero de Montes E.O’Kelly junto con otras gentes de la zona descubren las primeras en la peña del Escrito. En 1928 se declaran Monumento Nacional y en 1995 se inagura el Parque Cultural

Las pinturas se encuentran dentro de uno de los tres grupos en los que se divide el arte rupestre de la península Ibérica, la pintura parietal. Escenas de animales propios de la zona mezcladas con figuras armadas de arcos y una en especial singular, un équido del que sale un “lazo” a las manos de un hombre (posiblemente una de las pocas representaciones en las que se plasma una escena que podría tratar de la domesticación o caza con lazo de un animal).

De nuevo las rocas rojas, el verde de los pinares y el agua parecen haber atraído a nuestros antepasados, inspirándoles a la hora de realizar obras increíbles para su antigüedad, unos 8000 años las más antiguas. El porqué de estas pinturas es importante sin duda. Pudieron ser motivos religiosos, ofrendas de caza o simplemente historias plasmadas de grandes gestas de caza, el caso es que a día de hoy es un verdadero placer poder admirar estas maravillas roPanel informativodeadas de tan exuberante naturaleza.

Aunque es fácil encontrar información sobre el recorrido del parque, os ponemos una fotografía del mapa esquemático que facilita su visita por todo su recorrido. Hay que llevar mucho cuidado porque parte del recorrido no es apto para turismos convencionales, es necesario utilizar un vehículo adecuado y algunas partes hacerlas a pie.